Sala de la Tardoantigüedad y la época visigoda

Estas nuevas salas constituyen la primera ampliación de nuestros espacios de exposición permanente desde el año 2011. El proyecto ha sido posible a una subvención del programa de Empleo y Apoyo Empresarial (PEA) de la Diputación de Sevilla, en el marco del Plan de Reactivación económico y social 2020-2021 (Plan CONTIGO, Línea 12, “Infraestructuras y modernización turística).

En la nueva Sala de la Tardoantigüedad y época visigoda se exponen por primera en un espacio específico ajuares y elementos constructivos de este período y, por primera vez, dos enterramientos de época visigoda del cementerio de la Plaza de España, entre ellos la llamada “Tumba de Sapatio” y su singular inscripción. En la Sala La Edad Media / al-Andalus se amplían los espacios expositivos anteriormente existentes en la planta baja, añadiendo dos nuevas sepulturas de la plaza de España, una gran tinaja con inscripción árabe, anillos, sellos, cerámicas de lujo, etc. En la Sala de la Baja Edad Media y la Edad Moderna se presentan al público elementos de este período, como esculturas y escudos heráldicos, nutridas colecciones de cerámica moderna (entre ellas, la de recipientes completos hallados en las excavaciones de la Casa consistorial, junto a pipas de fumar y raros objetos de madera, incluida una flauta travesera) y una recreación monumental de la “Fuente de las Ninfas” renacentista edificada en el último cuarto del siglo XVI en la plaza de España. Suspendidas del techo, dos armaduras de cubierta de madera mudéjares recuperadas hacia 1999 por el Museo, y restauradas e instaladas por un equipo de voluntarios dirigido por el maestro Rafael Armenta.

Sala «La Edad Media – al-Andalus»

Las nuevas salas permiten a partir de ahora extender el recorrido museográfico desde la Prehistoria hasta fines del siglo XVII, avanzando en el proyecto de “museo de la ciudad”, que terminará por llevarlo en el futuro, a través del Barroco y del siglo XVIII, hasta el siglo XXI.